Bistec encebollado

¿Te preguntas cómo hacer un bistec en salsa o bistec encebollado? Sigue esta receta de carne en salsa de tomate, vinagre, caldo, ajo y, claro está, cebolla.

Receta de bistec encebollado

Ingredientes para preparar bistec encebollado

  • 4 bistecs de res
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta molida
  • Para el encebollado:
  • 1 taza de caldo de res
  • 2-3 cebollas grandes
  • 3-4 cucharaditas de salsa de tomate concentrado
  • 1 pimiento verde
  • 1 pastilla de caldo de ternera concentrado
  • 3-4 dientes de ajo
  • 1-2 cucharadas de vinagre blanco
  • 1 pizca de perejil o hojas de cilantro
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

¿Cómo preparar bistec encebollado?

  • Para tener un buen bistec encebollado primero debes sellar la carne para que no pierda sus jugos al cocinarlo.
  • Pero para darle más sabor al bistec de carne, vamos a dorar ligeramente en la sartén con un poco de aceite los ajos machacados (con un mortero, con una prensa para ajos, o bien cortándolos a cuadraditos pequeñitos con el cuchillo).
  • Una vez que los ajos están en la sartén unos segundos, a fuego bajo, añadimos los bistec de res y los hacemos por ambos lados a intensidad media, unos 2 minutos cada lado aproximadamente.
  • Podemos salpimentar la carne antes de sellarla, o después, como nos guste a cada uno.
  • Picamos muy picadito el pimiento verde, incluso lo podemos llegar a triturarlo con la batidora para que quede como una pasta, y lo repartimos sobre la carne, sin retirar la sartén del fuego.
  • Hacemos cachitos la pastilla de caldo concentrado, y hacemos lo mismo que con los pimientos.
  • Regamos todo con el vinagre y añadimos la salsa de tomate, la cual la repartimos sobre los bistec igual que la pasta de pimiento. El fuego deberá estar siempre encendido durante todo este proceso.
  • Ahora le damos la vuelta a los bistec y los regamos con la salsa que habrá quedado en el fondo de la sartén.
  • Vertemos el caldo de res hasta que los filetes queden bien cubiertos. Tapamos la sartén a lo dejamos a fuego medio unos 15-20 minutos para que la carne se ablande completamente.
  • Cortamos la cebolla en rodajas no muy finas y las añadimos a la sartén. Sin remover, tapamos la sartén y dejamos que todo se cocine a fuego medio unos 5-10 minutos para que la salsa se espese completamente y la cebolla se haya cocido... Ya sólo nos queda sacar el bistec encebollado a una fuente y servir inmediatamente para que no se enfríe.
  • Si queremos darle un tono verde a esta carne en bistec, justo antes de añadir la cebolla, podemos añadir unas hojas de perejil o cilantro.
  • Foto orientativa: jlastras
Nota del autor:

Algunas personas lavan la carne para bistec previamente con un poco de agua y vinagre de manzana. Se supone que eso hace que la carne se ablande más rápidamente en el momento del cocinado. Yo no lo he probado, pero si quieres probar, me han dicho que funciona muy bien.

También puedes golpear la carne con un martillo o una piedra, de esta forma la carne se ablandará también.

En algunos casos sí que he macerado un poco la carne de ternera antes de sellarla, con sal, pimienta molida, ají molido (pimentón) y orégano molido. Dejo los filetes en este adobo como mínimo media hora en el frigorífico antes de cocinarlos.

Si quieres, en la salsa puedes sustituir la sal por un poco de salsa de soja, le aportará un sabor especial diferente que puede que te guste más que añadiendo sal.

Si la salsa no queda muy espesa, siempre puedes hacer una mezcla de maicena con el mismo caldo de los bistec caliente, mezclarlo bien y añadirlo a la sartén con el resto de la salsa para que espese. Con la cocción final de la cebolla, la salsa estará más que lista.

Si no quieres añadir la salsa de tomate o no tienes salsa de tomate concentrado, puedes usar 2-3 tomates, que pelarás y cortaras en daditos pequeñitos.

La cebolla la puedes partir en rodajas, como he explicado en la preparación, o la puedes cortar en láminas o incluso en trocitos. Eso es al gusto de cada uno.

El bistec encebollado es un plato delicioso que puede prepararse para una comida familiar. Queda muy jugoso y rico por eso es perfecto para niños y abuelos. Suele acompañarse de arroz blanco o frijoles. Algunas personas también lo suelen comer en tortas con alguna salsa que les guste.